Punto crítico
Punto crítico
Eduardo Camarena

COLUMNAS ANTERIORES

Fracaso en puerta

Cruz Azul se aventura para llegar a su año 20 sin un título de liga

Cruz Azul perdió el Clásico Joven, 2-0 ante el América, volvió a ser un equipo intermitente, inconstante y decepcionante, y en este partido sólo pudo jugar “bien”, de manera aceptable, únicamente 20 minutos, al inicio de este encuentro celebrado en el Estadio Azteca.

El América fue mejor, más ordenado, más práctico y más contundente. No fue necesario que alcanzara su más alto nivel de calidad y desarrollara todo su potencial para ganar el partido, porque la escuadra que dirige el español Paco Jémez se fue desmoronando paulatinamente al punto de resultar presa fácil para su acérrimo rival.

Cada vez le cuesta más trabajo al equipo cementero encontrar solidez y consistencia en su funcionamiento colectivo, tener cohesión entre sus líneas, equilibrio, seguridad e ideas claras para generar juego ofensivo. Y en sus recientes encuentros de la Liga, cada vez son menos los momentos en los que desarrolla buen futbol.

Al equipo azul, muchos medios y aficionados le han colocado la etiqueta de que merece más que los seis puntos que hasta ahora ha acumulado en el torneo y da la impresión que sus directivos comparten esta apreciación que nos parece inexacta.

Sí, en algunos partidos, efectivamente, el resultado no fue favorable, pero Cruz Azul si jugó bien y sólo le faltó puntería, en los más recientes ante Atlas y América, su desempeño fue muy deficiente, de discreta calidad y hasta con cierta apatía de algunos de sus jugadores, incapaces de ganar un partido.

En lugar de mejorar, va para atrás en su funcionamiento y el dato duro indica que está a 10 puntos del Morelia, último lugar en la tabla del descenso.

No hemos llegado a la mitad de la campaña, se jugó la octava fecha, y Cruz Azul ya está en riesgo de no volver a calificar a la Liguilla. Suma sólo seis puntos, faltan por disputarse nueve partidos —27 puntos— en un torneo en el que la media para avanzar es de 25-26 unidades.

El torneo anterior, por ejemplo, el León, con 26 puntos, fue el octavo lugar. Esto significa que debe obtener por lo menos 19 puntos de los 27 posibles; es decir, debe ganar seis partidos, empatar dos y prácticamente está obligado a no perder en lo que resta del torneo. El panorama se ve muy difícil, pues la tendencia no es positiva.

Cruz Azul contrató a un entrenador sin logros ni éxitos —otro dato contundente— y obviamente ajeno a este medio mexicano tan singular y complejo.

A su vicepresidente deportivo, Eduardo de la Torre, le atrajo la “propuesta” futbolística de Jémez, pero eso no ha sido suficiente para alcanzar los mejores resultados.

Tristemente para sus fieles seguidores, parece que la “innovadora fórmula” será un nuevo fracaso y el equipo ligará seis torneos (tres años) sin avanzar a la Liguilla.

[email protected]

 

 

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

LAS MÁS LEÍDAS

EN VIDEO

{{video.node.date}}