Pablo Urquiza
Pablo Urquiza
Pablo Urquiza

La Champions League de las Libras y los Euros

Todos sabemos que uno vive el día a día de acuerdo con lo que genera. También que cuanto más son los ingresos financieros, más es lo que se gasta  y consume.  Y en el torneo de clubes más importante y espectacular del mundo, las diferencias entre los que tienen y los que no, abren un océano de desigualdades que se nota en la cancha y en la clase de sus jugadores.

Manchester United es el equipo que más dinero genera. Nadie duda de la capacidad de esa marca registrada para atraer sponsors de todo tipo y de todas partes del planeta: 57 empresas lo patrocinan, que van desde marcas reconocidas como Chevrolet, Adidas y 20th Century Fox, a una de productos farmacéuticos en Corea del Sur, casinos en Camboya y Vietnam, o la bebida gaseosa más importante de Indonesia.

Sin lugar a dudas que tener el contrato de televisión más lucrativo del mundo ayuda en los papeles a todos los equipos de Inglaterra (en promedio, la Premier recibe en derechos unos 3 mil 500 millones de dólares por año), pero también hace que más allá del prestigio que te puede dar la Champions, el torneo doméstico se torna fundamental y, a veces, más importante que uno continental. Manchester City recibió de la TV de la Premier League casi 200 millones de dólares, pero por la Champions recibió de UEFA sólo 52 millones de dólares. Para poner todo en contexto: Sunderland (que descendió a la Segunda División y terminó último la temporada pasada) recibió de la Premier League 130 millones de dólares.

Del resto de Europa destacan por sus ganancias Real Madrid y Barcelona (quienes sí necesitan del dinero que genera la Champions League), Bayern Munich y Juventus. En el caso de la Vecchia Signora, la competición continental se ha transformado en su motor de expansión y hegemonía: con un contrato de TV de la Serie A muy deprimido (que no pasa de los 2000 millones de dólares anuales), la Juve ha estado recibiendo de la UEFA (en promedio) unos 100 millones anuales por los últimos seis años. Para el equipo de Turín, la Champions es mucho más valiosa que la Serie A.

La danza de los millones te permiten comprar y retener a los mejores jugadores y los DT más reconocidos. Pero por suerte, el futbol es un deporte donde lo colectivo prevalece. Y ahí el dinero no tiene nada que ver. 

[email protected]

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

LAS MÁS LEÍDAS

EN VIDEO

{{video.node.date}}